El Atlético vence al Real Madrid 4-2 en la prórroga y alcanza los cuartos de final de la Copa una semana después de perder la Supercopa

0
12


MADRID (AP) — El Atlético de Madrid superó al Real Madrid esta vez, venciendo a su rival de la ciudad 4-2 en tiempo extra el jueves para llegar a los cuartos de final de la Copa del Rey.

Antoine Griezmann y Rodrigo Riquelme anotaron después de un empate 2-2 en el tiempo reglamentario para enviar al Atlético a cuartos de final menos de una semana después de perder ante el Madrid en las semifinales del torneo. Supercopa de España en Arabia Saudita.

El Atlético volvió a prosperar en casa, donde también venció al Madrid en el primer derbi de la temporada de la liga española en septiembre, en lo que había sido la única derrota de su rival esta temporada. El Atlético está invicto en 25 partidos consecutivos en su estadio Metropolitano en todas las competiciones, con dos empates desde la derrota liguera por 1-0 ante el Barcelona en enero de 2023.

El campeón defensor Madrid eliminó al Atlético en los cuartos de final de la Copa la temporada pasada, ganando 3-1 en la prórroga en casa. Los rivales de la ciudad volverán a jugar el 4 de febrero (el tercer encuentro en menos de un mes) en la liga española en el Estadio Santiago Bernabéu. El Madrid ganó el pasado miércoles 5-3 en la prórroga de las semifinales de la Supercopa.

Griezmann aseguró esta vez la victoria del Atlético con un bonito gol tras una corrida por la banda derecha del área. El internacional francés, máximo goleador de todos los tiempos del Atlético con 175 goles, superó al delantero madridista Vinícius Júnior antes de encontrar la escuadra desde un ángulo cerrado.

“Fue un gol increíble, probablemente uno de sus mejores”, dijo el técnico del Madrid, Diego Simeone. “Jugamos un muy buen partido y los jugadores dieron todo lo que tenían contra un rival de primer nivel. Fue un gran partido.”

Riquelme selló la victoria del Atlético desde dentro del área con una escapada a los 119 tras una asistencia de Memphis Depay.

El Atlético había abierto el marcador con un gol desde corta distancia de Samuel Lino después de que el defensa madrileño Antonio Rüdiger desviara el balón hacia atrás dentro del área a los 39. El Madrid empató tras un raro error del portero del Atlético Jan Oblak, quien metió el balón en su propia portería mientras intentaba despejar un centro.

Álvaro Morata volvió a poner al Atlético en ventaja a quemarropa a los 57, después de que el portero del Madrid Andriy Lunin no lograra despejar del todo un centro. El balón rebotó en Rüdiger y se dirigió hacia Morata ante la portería abierta.

El delantero Joselu, que sustituyó a Rodrygo a los 80, empató con un cabezazo a los 82 tras un centro de Jude Bellingham. Morata había perdido una oportunidad clara en un mano a mano con Lunin momentos antes.

Brahim Díaz pensó que había marcado el empate al final de la prórroga, pero el gol fue anulado por fuera de juego de Bellingham.

Bellingham estrelló el travesaño al comienzo de la primera parte y Rodrygo estrelló el palo en la segunda.

El Madrid ganó la Supercopa de España por 4-1 en la final contra el Barcelona el domingo, pero hubo sin guardia de honor por el Atlético antes del partido en el Metropolitano.

Según The Athletic y algunos medios españoles, algunos aficionados del Atlético llamaron mono a Vinícius antes del partido. El internacional brasileño había sido objeto de insultos racistas por parte de aficionados del Atlético antes de otros derbis, incluso por parte de algunos que colgaron una efigie del jugador. desde un puente de carretera el año pasado.

Simeone intercambió unas acaloradas palabras con Vinícius tras el final del tiempo reglamentario. El técnico se mostró molesto con Vinícius por su celebración tras el gol de Joselu. Al parecer, Vinícius también se peleó con uno de los recogepelotas del Metropolitano.

“Fue un partido muy competitivo, participó en muchos duelos y a veces no eres capaz de mantener la calma”, dijo el técnico del Madrid, Carlo Ancelotti, sobre Vinícius. “Creo que es comprensible”.

El Madrid de Ancelotti llegaba al partido con una racha invicta de 21 partidos en todas las competiciones, con 17 victorias y cuatro empates.

BARCELONA AVANCE

El Barcelona aceleró el ritmo en la segunda mitad para vencer al Unionistas de tercera división por 3-1 en su partido de octavos de final.

Será la segunda aparición consecutiva en cuartos de final para el club catalán, que llegó bajo presión tras perder la final de la Supercopa de España ante el Madrid.

Tras empatar 1-1 al descanso, el Barcelona mejoró en la segunda parte para asegurar la victoria con goles de Jules Koundé y Alejandro Balde.

Los locales se habían adelantado con un hermoso gol de Álvaro Gómez en el minuto 31 antes de que Ferran Torres empatara para el Barcelona en una escapada a los 45. Koundé anotó con un disparo lejano a los 69 y Balde selló la victoria con un disparo desde muy cerca a los 73.

“Después de una dura derrota en la Supercopa, necesitábamos recuperarnos”, dijo Koundé. “No fue fácil, tienen un buen equipo y estaban muy motivados”.

Los unionistas tuvieron algunas oportunidades de acercarse al final, pero el portero del Barcelona, ​​Iñaki Peña, hizo algunas buenas paradas para mantener la cómoda ventaja en el Estadio Reina Sofía con capacidad para 5.000 personas.

El defensa del Barcelona Pau Cubarsí, de 16 años, debutó con el primer equipo entrando al partido tras el descanso en sustitución de Andreas Christensen.

Unionistas había eliminado al Villarreal en los penaltis en la ronda anterior.

___

Fútbol AP: https://apnews.com/hub/soccer





Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here