El regreso de Jon Stewart a ‘The Daily Show’ podría revolucionar la política en 2024

0
15


Nota del editor: una versión de este artículo apareció por primera vez en el boletín informativo “Reliable Sources”. Suscríbase al resumen diario que narra la evolución del panorama de los medios aquí..


Nueva York
cnn

Jon Stewart regresa a su antigua casa en “The Daily Show”, pero el vecindario en el que reside la casa de comedia ha cambiado dramáticamente desde la última vez que se despidió de la presidencia de presentador.

Stewart, quien presentó el icónico programa durante 16 años, abandonó Comedy Central en 2015, justo cuando Donald Trump ascendía al poder y cuando las costuras de la política estadounidense se desgarraban. Si bien nunca falta material que sale de Washington para que los comediantes lo utilicen como remate, Stewart regresa a la programación del cable en un ambiente azotado por un monzón de información de mal humor.

La desinformación, las teorías de conspiración y las mentiras descaradas saturan el discurso público de 2024 en un marcado contraste con la era anterior a Trump en la que Stewart operaba anteriormente. Trump y su grupo de aliados políticos MAGA tienen a su disposición una poderosa máquina mediática que inyecta propaganda en la conversación nacional y la hace viral a diario.

Cuando Stewart dirigía “The Daily Show”, estaba molestando a muchas más figuras del establishment, como el periodista conservador Bill O’Reilly o el presidente republicano George W. Bush. Cuando regrese a Comedy Central después del Super Bowl el próximo mes para comenzar a presentar el programa emblemático de la cadena cada lunes, Stewart se enfrentará a una nueva generación, mucho más insidiosa, de figuras políticas y de los medios, como el radicalizado Tucker Carlson y el dos veces Trump, acusado cuatro veces, negador de elecciones e incitador a la insurrección.

Eso significa que Stewart no sólo va a tener infinidad de material con el que trabajar, pero es muy posible que su voz sea más importante que nunca.

Si bien la plataforma de cable que alguna vez dirigió y su enorme alcance de audiencia es una mera sombra de su antigua gloria, el programa todavía tiene un peso significativo. Esto quizás se evidencie por el hecho de que cuando Stewart lanzó un programa de Apple TV+, “El problema con Jon Stewart”, en 2021, no logró afianzarse en la conciencia pública ni establecer el prestigio cultural que disfrutaba desde su posición más accesible en el cable. .

El talento de Stewart siempre ha sido utilizar el humor para desarmar a políticos deshonestos y exponer lo absurdo de sus argumentos de una manera muy entretenida. Tiene un talento excepcional para aprovechar su agudo ingenio cómico para atravesar el ruido político y separar los hechos de la ficción para el público. Y durante el año electoral de 2024, ese trabajo será vital.

Stewart también regresa a escena en un momento en que las redacciones tradicionales están siendo golpeadas por despidos y contrataciones a un ritmo alarmante. El número de periodistas y figuras de los medios que responsabilizan a quienes están moralmente en bancarrota se ha reducido considerablemente, un servicio que gran parte del país anhela.

Mientras tanto, los mecanismos mediante los cuales se distribuyen los medios también han sufrido una revolución. Mucha menos gente lee periódicos cada vez más reducidos y mira los programas de televisión lineales en decadencia. En cambio, reciben información algorítmica que se ajusta a sus puntos de vista existentes, independientemente de si dichos puntos de vista son consistentes con los hechos.

Stewart tiene el potencial de romper estas barreras digitales. Sus mordaces monólogos políticos atraen no sólo a los políticos de DC, sino también a audiencias masivas. No hay duda de que en los próximos meses, las redes sociales estarán plagadas de clips de su narración irónica y basada en la verdad sobre el circo que es la política estadounidense.

Por supuesto, la comedia de Stewart regresa en un ambiente mucho más desafiante con una audiencia directa más pequeña por cable. Tendrá un impacto, sin lugar a dudas, pero tampoco mantendrá a raya a las fuerzas oscuras por sí solo.

Pero en este momento particular de la sociedad estadounidense, cuando las fuerzas antidemocráticas están envenenando activamente la información pública en sus intentos por tomar el poder, el público que vive en la realidad no sólo tiene hambre de soldados con agallas y ojos claros como Stewart, sino que también exige él.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here