Peter Navarro se presenta a prisión federal para comenzar a cumplir condena de 4 meses

0
14


Peter Navarro, exasesor de Trump, se entregará a la prisión federal de Miami


Peter Navarro, exasesor de Trump, se entregará a la prisión federal de Miami

01:29

Washington— Peter Navarro, quien se desempeñó como asesor comercial de la Casa Blanca para el expresidente Donald Trump, se entregó el martes a una prisión federal en Miami para comenzar a cumplir una sentencia de cuatro meses por desafiar una citación del Congreso.

Su rendición se produjo un día después de que el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, rechazara su intento de última hora de permanecer en libertad mientras apela su condena por desacato al Congreso.

En una conferencia de prensa en un centro comercial frente a la prisión antes de entregarse, Navarro afirmó que su caso representa un “ataque sin precedentes” a la separación de poderes y al privilegio ejecutivo.

“Cuando entre hoy en esa prisión, el sistema de justicia tal como está habrá asestado un golpe devastador a la separación constitucional de poderes y al privilegio ejecutivo”, dijo a un grupo de periodistas.

Peter Navarro llega para hablar con la prensa en el Country Mall Plaza antes de presentarse en la prisión federal de Miami el 19 de marzo de 2024.
Peter Navarro llega para hablar con la prensa en el Country Mall Plaza antes de presentarse en la prisión federal de Miami el 19 de marzo de 2024.

CHANDAN KHANNA/AFP vía Getty Images


Navarro se comprometió a apelar su condena ante la Corte Suprema y afirmó que su condena se debió a las acciones de legisladores, fiscales y jueces que “odian a Trump”. No hay pruebas de que su procesamiento tuviera motivaciones políticas.

“Esta es la utilización partidista de nuestro sistema judicial como arma”, dijo Navarro, en desacuerdo con un fallo que le prohibía presentar ciertas defensas ante el jurado que ahora es uno de los sujetos de su apelación.

Es el primer exfuncionario de la Casa Blanca que va a prisión tras ser declarado culpable de desacato al Congreso.

Navarro fue acusado y declarado culpable después de negarse a cumplir con una citación del comité selecto de la Cámara que investigó el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio. Los investigadores del Congreso buscaban documentos y testimonios del exfuncionario de la Casa Blanca relacionados con su conducta posterior a las elecciones de 2020 y sus esfuerzos para retrasar la certificación de los votos del Colegio Electoral.

Él era condenado a cuatro meses de prisión en Enero. Apeló tanto su condena como la decisión del juez de primera instancia de hacer cumplir su sentencia mientras la apelación continúa el litigio. Navarro ha sostenido durante mucho tiempo que pensaba que estaba obligado por el privilegio ejecutivo cuando se negó a cumplir con las demandas del comité, pero el juez que supervisaba su caso dictaminó que no había pruebas de que el privilegio fuera realmente invocado.

A Navarro se le ordenó entregarse a una prisión federal en Miami el martes.

Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Circuito de DC ya rechazó su intento de retrasar la sentencia, argumentando que era poco probable que consiguiera un nuevo juicio o revocara su condena.

Al instar a la Corte Suprema a que le conceda ayuda de emergencia y suspenda su entrega, los abogados de Navarro argumentaron que no representa un riesgo de fuga ni una amenaza para la seguridad pública y, por lo tanto, se le debe permitir permanecer en libertad mientras continúa con su apelación.

“El Dr. Navarro es el único ex asesor presidencial de alto rango procesado por desacato al Congreso luego de una afirmación de privilegio ejecutivo por parte del presidente al que sirvió ese asesor”, escribieron sus abogados en su informe. pedido al tribunal.

Dijeron a los jueces que el procesamiento de Navarro por desacato al Congreso violaba la doctrina de la separación de poderes, por lo que su condena debía ser revocada y desestimada la acusación en su contra.

Su equipo legal también argumentó que las preguntas que Navarro planea plantear en la apelación, que involucran la afirmación del privilegio ejecutivo, no han sido respondidas antes y, por lo tanto, justifican su liberación por ahora.

“El Dr. Navarro no cuestiona que su incumplimiento de la citación del Congreso en cuestión fue deliberado. Más bien, cuestiona que tal procesamiento fuera consistente con la doctrina de la separación de poderes”, dijeron. “Ni una sola vez antes del procesamiento del Dr. Navarro el Departamento de Justicia había concluido que un alto asesor presidencial podría ser procesado por desacato al Congreso luego de una afirmación de privilegio ejecutivo”.

El Departamento de Justicia se opuso al intento de liberación de Navarro y argumentó que no cumplió con el estándar para tal alivio.

Roberts escribió en su orden que no veía “ningún fundamento para estar en desacuerdo con la determinación de que Navarro perdió esos argumentos en el procedimiento de liberación, que es distinto de su apelación pendiente sobre el fondo”. Actuó solo como juez que supervisa las solicitudes de ayuda de emergencia que surgen del Circuito del Distrito de Columbia.

Muchos de los registros que buscaba el comité selecto del 6 de enero eran comunicaciones personales que no podían implicar privilegios ejecutivos, dijo la administración Biden, y Navarro no cuestiona la conclusión del tribunal de distrito de que Trump en realidad no hizo valer el privilegio.

“Si nunca se hizo valer el privilegio, no puede ser una defensa para la acusación aquí”, escribió la procuradora general Elizabeth Prelogar, que representa al gobierno federal ante la Corte Suprema.

Prelogar señaló que los presidentes a menudo se niegan a hacer valer el privilegio ejecutivo en respuesta a citaciones del Congreso, y dijo que la superioridad del presidente en ese proceso se vería “gravemente socavada” si un subordinado (Navarro en este caso) pudiera anular esa determinación.

La “sugerencia de Navarro de que estaba 'obligado' a reclamar el privilegio ejecutivo a pesar de que el ex presidente Trump no lo afirmó hace que las cosas sean exactamente al revés”, escribió.

Navarro no fue el primer funcionario de la administración Trump condenado por desafiar las demandas del Comité del 6 de enero, pero será el primero en presentarse en prisión. El ex estratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, fue declarado culpable de dos cargos de desacato al Congreso y sentenciado a cuatro meses de prisión, pero el juez que supervisa su caso suspendió la pena de prisión mientras Bannon presenta su propia apelación, escribiendo que probablemente era su condena. podría revertirse.



Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here