Ray Epps, objetivo de las teorías de conspiración del 6 de enero, recibe un año de libertad condicional por su papel en los disturbios en el Capitolio

0
14


WASHINGTON (AP) — Un hombre blanco de teorías de conspiración de derecha sobre el Disturbios en el Capitolio de EE. UU. fue sentenciado el martes a un año de libertad condicional por unirse al ataque del 6 de enero de 2021 por parte de una turba de partidarios de Donald Trump.

Ray Eppsun ex residente de Arizona que tuvo que esconderse debido a amenazas de muerte, declarado culpable en septiembre a un cargo de delito menor. No recibió pena de cárcel y no se impusieron restricciones a sus viajes durante su libertad condicional, pero tendrá que cumplir 100 horas de servicio comunitario.

Apareció de forma remota por videoconferencia y no estaba en la sala del tribunal de Washington, DC cuando el juez principal James Boasberg lo sentenció. Los fiscales habían recomendado una pena de prisión de seis meses para Epps.

La sentencia de Epps tuvo lugar en el mismo edificio al que asistía Trump una audiencia en la corte de apelaciones como argumentaron los abogados del ex presidente republicano, él es inmune al procesamiento por cargos el Trazó para anular los resultados. de las elecciones de 2020 perdió.

Fox News Channel y otros medios de comunicación de derecha amplificaron las teorías de conspiración de que Epps, de 62 años, era un agente gubernamental encubierto que ayudó a incitar el ataque al Capitolio para atrapar a los partidarios de Trump. Epps presentó una demanda por difamación contra Fox News el año pasado, diciendo la red tuvo la culpa por difundir afirmaciones infundadas sobre él.

Epps le dijo al juez que ahora sabe que nunca debería haber creído las mentiras sobre una elección robada que dijeron Trump y sus aliados y que transmitió Fox News.

“He aprendido que la verdad no siempre se encuentra en los lugares en los que solía confiar”, dijo Epps, quien pidió clemencia antes de conocer su sentencia.

El juez señaló que muchos teóricos de la conspiración todavía se niegan a creer que los disturbios en el Capitolio fueron una insurrección llevada a cabo por partidarios de Trump. El juez dijo que espera que las amenazas contra Epps y su esposa disminuyan para que puedan seguir adelante con sus vidas.

“Lo expulsaron de su casa”, dijo el juez. “Te expulsaron de tu ciudad”.

Los fiscales federales han respaldado las vehementes negaciones de Epps de que fuera una planta del gobierno o un agente del FBI. Dicen que Epps nunca ha sido empleado o agente del gobierno más allá de servir en los Marines de Estados Unidos de 1979 a 1983.

La terrible experiencia ha obligado a Epps y su esposa a vender sus propiedades y negocios y huir de su casa en Queen Creek, Arizona, según su abogado.

“No le gusta el golf, el tenis, los viajes ni otros aspectos del retiro. Viven en un remolque en el bosque, lejos de su familia, amigos y comunidad”, escribió el abogado Edward Ungvarsky en un expediente judicial.

Las acusaciones alimentadas por Internet que trastocaron la vida de Epps han persistido incluso después de que el Departamento de Justicia lo acusó de participar en el asedio del 6 de enero.

“El miedo a los extremistas dementes no tiene un final aparente a la vista mientras aquellos que difunden odio y mentiras sobre el Sr. Epps no hablen en voz alta y públicamente para corregir los mensajes que transmitieron”, El abogado de Epps escribió.

Epps se declaró culpable de alteración del orden público por motivos restringidos, un cargo punible con un máximo de un año de prisión.

Un fiscal, Michael Gordon, dijo que Epps no merece ser inundado con amenazas de muerte, pero debería cumplir pena de cárcel por su conducta el 6 de enero.

“Él no empezó el motín. Lo empeoró”, dijo Gordon al juez.

El abogado de Epps solicitó seis meses de libertad condicional sin pena de cárcel. Ungvarsky dijo que su cliente fue a Washington el 6 de enero para protestar pacíficamente por la certificación del voto del Colegio Electoral para Joe Biden, un demócrata, sobre Trump, un republicano.

“Nunca volverás a ver al señor Epps cometer un delito nuevamente”, dijo el abogado defensor.

En la noche del 5 de enero de 2021, Epps estaba entre una multitud en Black Lives Matter Plaza de Washington cuando fue capturado en video abogando por ingresar al Capitolio al día siguiente. En el mitin “Stop the Steal” de Trump el 6 de enero, se grabó a Epps diciéndoles a otros asistentes: “Tan pronto como el presidente termine de hablar, iremos al Capitolio. ¡El Capitolio está por aquí!

En el Capitolio, Epps fue fotografiada susurrando al oído de otro hombre antes de que los alborotadores rompieran una barricada policial. Epps también ayudó a otros alborotadores a empujar un gran cartel con marco de metal hacia un grupo de agentes de policía y participó en “un esfuerzo grupal similar a un scrum de rugby” para empujar a una fila de agentes, dijo Gordon, un fiscal adjunto de los Estados Unidos. dijo en un expediente judicial.

“Incluso si Epps no tocó físicamente a los agentes del orden ni entró al edificio, sin duda participó en una conducta agresiva colectiva”, escribió Gordon.

Epps se entregó al FBI dos días después del motín después de enterarse de que los agentes intentaban identificarlo. Aceptó ser entrevistado por agentes del FBI así como por el comité de la Cámara de Representantes que investigó la insurrección del 6 de enero.

Inicialmente, el gobierno se negó a procesar a Epps en 2021 después de que el FBI investigó su conducta el 6 de enero y no encontró pruebas suficientes para acusarlo de un delito, según Ungvarsky. Epps no está acusado de ingresar al Capitolio ni de participar en ningún tipo de violencia o destrucción el 6 de enero.

“Señor. Epps fue uno de los muchos que invadieron el exterior del edificio del Capitolio. Mediante el ejercicio de la discreción procesal, la mayoría de esas personas nunca serán acusadas”, escribió el abogado defensor.

Más de 1.200 acusados han sido acusados ​​de delitos federales relacionados con disturbios en el Capitolio. Más de 900 de ellos se han declarado culpables o han sido condenados tras juicios decididos por un juez o un jurado. Aproximadamente 750 alborotadores han sido sentenciados, y casi dos tercios recibieron alguna pena de prisión.

Epps alguna vez sirvió como líder del capítulo de Arizona de Oath Keepers, pero se separó del grupo extremista antigubernamental unos años antes del ataque del 6 de enero.

El fundador de Oath Keepers, Stewart Rhodes, y otros miembros fueron condenado por conspiración sediciosa por conspirar para detener la transferencia pacífica del poder presidencial de Trump a Biden después de las elecciones de 2020. Rhodes fue sentenciado el año pasado a 18 años de prisión.

Fox News tiene solicitó la desestimación de la demanda de Eppscalificándolo de “un ataque directo a la Primera Enmienda”.





Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here